En 2008, junto a The Hershey Company, se decidió apoyar a un pueblo de la región de
Junín en Perú, que había sido devastado por la guerrilla. Este pueblo utilizaba el cultivo de
Cacao como medio para su reconstrucción. El pueblo en cuestión era San Juan de Cheni, al
cual ayudamos a financiar la infraestructura necesaria para que el cultivo de cacao sea
exitoso.

“Desde el día en que supimos de San Juan de Cheni, sabíamos que esta aldea era
algo especial”, dijo Ray Major, Gerente Senior de Iniciativas de Sostenibilidad en
The Hershey Company. “Las personas en esta comunidad están intensamente
motivadas a reconstruir su comunidad a través del cultivo de cacao y ha sido
gratificante ver a la aldea mejorar su fortuna con un poco de ayuda y apoyo”.
San Juan de Cheni cultiva una variedad única de cacao con un sabor distintivo.
Antes del apoyo, las granjas de cacao de San Juan de Cheni tenían
aproximadamente 500 árboles por hectárea y el cultivo de cacao se había visto
afectado negativamente por la actividad guerrillera a fines de los años ochenta y
principios de los noventa. La comunidad eligió el cacao como su cultivo primario
para ayudar a restaurar su economía, posicionarlo para el futuro y preservar los
valores tradicionales de la agricultura integrados en la cultura. El objetivo era
duplicar a más del doble de la cantidad de árboles por hectárea que produce cacao.
Hoy en día, más de 50 granjas tienen más de 1.100 florecientes árboles de cacao
por hectárea y el stock de árboles y los rendimientos continúan mejorando.
Después de más de dos años, San Juan de Cheni ha reconstruido su comunidad,
estabilizado la vida de la aldea y ha establecido una economía de cacao exitosa a
través de la venta de su cacao premium.

Comprar cacao cultivado de forma sostenible procedente de la aldea de San Juan
de Cheni es una de las muchas maneras en que Romex apoya positivamente a las
comunidades de cacao del Perú.